martes, 18 de marzo de 2014

Deberías Estar Viendo: Secretos En El Jardín (Crítica + Guía de Personajes)



En este momento preciso queremos postear sobre Secretos En El Jardín, la novela nocturna de canal 13. Ambos somos telespectadores fieles, tanto que F la ve en diferido y la comentamos al día siguiente, y hemos notado que poco a poco ha ido prendiendo entre la gente. Tanto si quieres comenzar a verla - este es el momento justo ya que está aproximadamente en la mitad - como si eres un #SecretsBeliever, este post te será útil y entretenido. Escribimos sobre como se ha ido desarrollando la novela hasta hoy y las razones que la hacen una teleserie "de culto", pero ignorada por el público masivo, más una completa guía de personajes, donde apuntamos sus hechos más relevantes hasta el momento, para que cualquiera pueda enchufarse más fácilmente en la trama.


* La Crítica *

El Horario: Es paradójico pero varias de las mejores teleseries en la historia reciente de Canal 13 han sido ignoradas por las audiencias masivas. Desde aquel clásico de Pablo Illanes, Fuera de Control (1999), que resultó demasiado oscura para la época, hasta la última teleserie vespertina de Canal 13, la infravalorada Primera Dama (2010-2011), que resultó demasiado compleja con su propuesta llena de flashforwards. Secretos en el Jardín pertenece a este selecto grupo: es una novela de culto que le llaman. Si bien tuvo un comienzo relativamente auspicioso a fines de noviembre, con 24 puntos en su estreno, la novela ha tenido su peor enemigo entre los programadores de Canal 13. Sujetos que ante los decepcionantes resultados de la innecesaria Soltera Otra Vez 2, estrenaron la novela en una pésima fecha (plena época navideña) y en un pésimo horario (la segunda franja a las 23:30).



Luego del fin de Soltera Otra Vez 2, la novela pasó al horario prime pero debió enfrentar otro duro escenario: la gente enganchó con otro thriller, Vuelve Temprano, que tiene una premisa mucho más simple y trillada pero que probablemente generó mayor conexión con padres y adolescentes. Así, durante el verano, Secretos en el Jardín llegó a marcar 7-8 puntos, al más puro estilo Primera Dama en el verano del 2011. Sin embargo, hay una luz de esperanza en la complicada relación entre Secretos en el Jardín y la masividad: en las recientes semanas la serie ha visto incrementar su audiencia hasta llegar a los 14 puntos y además ha logrado colarse entre los temas comentados en Twitter. ¿Será que el público efectivamente llega a premiar la calidad?. En este post analizamos los detalles que hacen de Secretos en el Jardín una historia imperdible y la mejor novela que hemos visto en el último tiempo.



Los Autores: Para entender un poco como se generó el prolijo y complejo guión de Secretos, quizás sea necesario mirar la carrera de algunos de sus guionistas, responsables de varias novela de éxito en TVN. Nona Fernández es autora de El Laberinto de Alicia (que amamos/trolleamos en su momento) y también participó en varias novelas nocturnas de Pablo Illanes como ¿Donde Está Elisa?, Conde Vrolok y Alguien te Mira. Por su parte, el otro gran responsable es Marcelo Leonart, cuyos trabajos anteriores no se relacionan en absoluto con el thriller sino con varias novelas generacionales como Los Treinta, 40 y Tantos, Disparejas, 16 y 17. Quizás esta curiosa sinergia entre el expertise de Nona en el thriller policial y el manejo de Leonart en agudos diálogos y creación de personajes adultos complejos explique por qué todo parece tan bien hábilmente estructurado en esta colaboración.



La Trama: Secretos no es una novela fácil para el telespectador. Corre varios riesgos de partida. Su inicio fue lento y se tomó su tiempo para construir los distintos núcleos que conforman la historia y en la construcción de esta complejidad narrativa es probable que el espectador más deseoso de una narración efectista se haya aburrido. En términos de los personajes, tampoco hay arquetipos clásicos del bueno y el malo y en medio de esta ambigüedad moral, puede resultar un poco difícil lograr apego o cariño por sus protagonistas.


Gran parte de lo que podríamos llamar el primer acto de la trama (que podríamos definir hasta que el gringo O’Ryan es inculpado) es básicamente una presentación de los personajes mientras la investigación policial va revelando las oscuras fiestas organizadas en la alta sociedad viñamarina, las cuales también se encuentran ligadas al tráfico y consumo de drogas. Si bien esta parte de la trama no es tan emocionante, es muy necesaria para crear las bases en las que se ha construido el intenso thriller policial en que lentamente se convierte la trama.


Curiosamente en esta misma etapa, hubo un intento de construir romances marcados por la infidelidad entre los personajes protagónicos con dispares resultados. Mientras la aventura extramarital entre el detective Opazo y Barbara funcionó bastante bien, gracias al suspenso de que fueran descubiertos por el enfermo de Hernán, el triángulo amoroso entre Javier, Sofía y Raquel no terminó de convencer. Creemos que más allá del guión, acá la culpa puede recaer en las débiles interpretaciones de Horton (haciendo de él mismo) y Daniela Ramirez, que sólo en capítulos recientes ha logrado transmitir la fragilidad e inseguridad de Sofía Ventura.


La gracia de la historia es que lentamente todos los núcleos se han ido interconectando de manera magistral, creando escenarios completamente inesperados. Es en la mezcla de estos núcleos que la novela se ha ido convirtiendo en algo imperdible y adictivo. Desde el momento en que O’Ryan es exculpado se construye una alianza importantísima con el detective Opazo, que le resultará de mucha utilidad para proteger a su amante Barbara. Quizás el primer momento en que sentí la necesidad de llegar a ver el siguiente capítulo fue cuando Hernán descubre la infidelidad de Bárbara y como castigo la lleva a una de las fiestas del hotel Calipso. 


Después de esto, la novela agarró un ritmo trepidante con el paulatino descenso en la locura de Hernán, que capítulos después violaría a la pobre Rosita, que había llegado a trabajar recientemente al hotel, como venganza en contra de Juan, que había amenazado al dueño del hotel Calipso. No mucho después, Barbara terminaría internada en el manicomio, a punto de sufrir electrochoques, producto de sus acusaciones en contra de su marido como uno de los psicópatas. En parelelo, las aventuras de Magda y Carlos Alberto llegan a nuevos niveles de sordidez, gracias a la relación extramarital de Magda con el Lucho y también a la reciente obsesión de este parcito con adoptar un hijo, lo que los ha llevado a relacionarse con Sofía Ventura, que en su rol de psicóloga lentamente ha ido demostrando su utilidad en la trama.


Sin duda, lo que ha marcado un antes y un después en la trama son los trágicos acontecimientos que se vivieron hace un par de semanas con el asesinato de Dolores y su marido, el mismo día de su matrimonio. Quizás este era el evento necesario para que la audiencia conectara a un nivel más emotivo con la trama, ya que los ratings han ido en aumento desde esos acontecimientos. Ahora, la familia O’Ryan ha cobrado mucho más protagonismo y si alguna vez se sintió que eran menos interesantes que otros personajes, ahora se han convertido en vengadores que jugarán un papel suponemos crucial en revelar la identidad de los psicópatas.



El Elenco: En general tiene un nivel sobresaliente pero son los posibles villanos: Alejandro Goic (Carlos Alberto), Roberto Farias (el Lucho), Cristián Campos (Hernán) y Antonia Zegers los que se roban la película. Cuando estos enloquecidos personajes entran en escena, hay que prepararse para ver actuaciones nivel Dios. También nos encanta ver en escena al nucleo pavre encarnado por Camila Hirane (Rosita), Nelson Cantillana (el Juan) y Francisca Gavilán (Romina), que han dotado a sus personajes de mucha humanidad, sin caer en la caricatura. 


Dentro del elenco juvenil, nos han sorprendido gratamente Cristobal Tapia-Montt (el gringo chico) y Antonella Orsini (Dolores), ambos construyendo una carrera muy interesante y que nos gustaría ver en personajes más protagónicos a futuro. A nivel de realización, nos queda quejarnos un poco del exceso de interiores y la falta de una mayor prolijidad en la reconstrucción de la época, pero la verdad es que son detalles que pasan a segundo plano gracias a la calidad del guión, las excelentes interpretaciones y la correcta dirección de la novela. Gracias Secretos por hacernos recobrar la fe en la ficción chilena.


Es la mejor teleserie que hemos visto últimamente porque: Nos encanta como nada sobra en Secretos, como no hay detalles al azar. Más que jugar con vuelcos efectistas para hacernos dudar sobre la identidad de los psicópatas, la trama se la ha jugado por construir complejos personajes, con trastornadas personalidades y que podrían encajar perfectamente con el perfil de los psicópatas. Es maestro que los crímenes sean organizados, lo que le da una complejidad al misterio que no habíamos visto antes en novelas chilenas. La narrativa de la novela no tiene nada que envidiarle a series norteamericanas como la reciente True Detective y se notan sus múltiples referencias a películas como Zodiac y Mystic River. Ha llegado un punto en que la investigación y los mundos creados son tan interesantes, que la revelación de las identidades de los psicópatas va a ser sólo la guinda de la torta.


* Guía de Personajes *

1) La High Class
Son los personajes más poderosos de la Ciudad Jardín. Si Chile es manejado por 7 familias, en la novela, Viña está controlado por estas 3.

* Los Cox *


Klaus Cox (El Viejo Cox)
El patriarca de la Familia Cox, es partidario de Pinochet, por lo que tiene “línea directa” que le llaman con altos personeros de la Dictadura y saltarse el conducto regular es su lema. Aparte de un oscuro pasado, tiene una relación muy particular con su hijo Carlos Alberto. Claramente, lo domina y es el principal motivador de muchas de las acciones de este.
Frases Clave: “Esto no puede sucederle a gente decente como nosotros”. “Haré una llamada”.

Carlos Alberto Cox 
El único hijo de Klaus Cox, trabaja en las empresas de su padre. Se codea con la High Class en las fiestas de “El Calipso”, donde es uno de los asistentes principales. Consumidor de cocaína y voyerista. Es el mejor amigo de Hernán Jerez y siente algo por la esposa de este (incluso trató de introducirla al mundo de las fiestas en El Calipso, sin éxito) Hace poco se reveló que esta atracción era mutua, pero que Carlos no pudo concretar una relación sexual debido a su impotencia. Se rumorea que es impotente (todo Viña lo sabe), pero más bien se “prende” de otras maneras.
Frases Clave: “Tranquilo, Hernán, perrito” “Perro, lo que tenís que hacer es (...)”. “Tú no piensas en mis necesidades espirituales”.
En Su Momento Más Desquiciado: Le pide a su esposa que le cuente detalladamente sus encuentros sexuales con Lucho, cayendo en éxtasis.


Magdalena Villanueva
Es la esposa de Carlos Alberto, una persona superficial y sin mayores preocupaciones más que tener sexo. Insatisfecha de su vida monótona en el ámbito social y sexual, es deslumbrada por las fiestas de El Calipso, aunque en un principio no siente que eso sea para ella. Tras esto se libera y sostiene encuentros sexuales con Lucho, justificando esto con la “impotencia” de su marido, aunque en los hechos no lo considera una traición, pues comparte la moral liberal de Carlos y lo sigue amando.
Frases Clave: “Usted es muy bueno, Carlos”. “Carlos, hágame el amor como esa vez”.
En Su Momento Más Desquiciado: Intenta tener sexo con Lucho mientras Carlos Alberto los mira.

* Los Jerez Benoit *

Hernán Jerez
Otro ilustre integrante de la High Class, empresario y cocainómano como su mejor amigo Carlos Alberto, aunque no le ha ido tan bien como a él en los negocios y solo puede mantener su estilo de vida gracias a los préstamos que este le realiza, pues se encuentra endeudado hasta las patas. Tiene un claro perfil machista y un largo historial de infidelidades, muchas con las empleadas del Calipso, pero enloquece cuando descubre el affaire de Bárbara con Ramiro, pasando de protegerla de las intenciones de Carlos y de su doble vida a considerarla la peor escoria y tratarla como una pertenencia, iniciando un descenso a la locura. Tiene aficiones inusuales como fotografiar mujeres desnudas para su colección y llevar un registro detallado de la cobertura de prensa de los crímenes de los psicópatas.
Frases Clave: “No sé como cresta te acostaste con ese tira”, "¿Tu me aseguras que con electroshock se le borrarán todos los contenidos que le mete ese tira en la cabeza a mi mujer?".
En Su Momento Más Desquiciado: Viola a su empleada Rosita, traslada a su mujer a Santiago para realizarle un tratamiento de electroshock que no necesita.

Bárbara Benoit
Bárbara es una bella mujer de buena familia, que vivía engañada y sin darse cuenta de la doble vida de su marido y del nido de ratas en que estaba metida hasta que comienzan a suceder los crímenes en Viña. A la par que va descubriendo la doble vida de su esposo, el machista Hernán, se va sintiendo atraída por el comisario Opazo, quien tampoco es una santa paloma, pues tiene señora e hijos en Santiago. Lucha por liberarse de Hernán y de apartarlo de sus niños, pero aún no sabe bien cómo.
Frase Clave: “Hernán es el psicópata, no quiero verlo, no quiero que esté con mis niños”.   
En Su Momento Más Lúcido: Escapa de la clínica psiquiátrica donde Hernán la tiene recluida a la fuerza.

Hijos 
Son 3, el mayor y dos niñas. El hijo mayor de los Jerez Benoit es como los niños Brody de Homeland de la teleserie en uno, pues pasa la mayor parte del tiempo preguntando por su mamá, por el porqué y el cómo de las cosas, dejando chato a su papá.
Frases Clave: “¿Papá, donde está la mamá?”, “¿Por qué no le puedo decir nada a mi papá?”, “¿Cómo?”.
En Su Momento Más Lúcido: Se queda callado y le hace caso a su mamá.


* Los Lastra Grez *
Nadie más que un integrante de una de las familias tradicionales podía ser el Alcalde, en esos tiempos Designado, de la ciudad.



Aníbal Lastra
El Alcalde de la comuna, quien por estar más preocupado de tapar la verdad que de descubrirla, se convierte en un verdadero dolor de cabeza para la investigación del Detective Opazo. Klaus Cox ha probado ser más influyente que él, por lo que muchas veces recurre a éste para lograr sus objetivos. últimamente se muestra algo más dispuesto a apoyar a Ramiro Opazo en su investigación.
Frase Clave: “Yo quiero que la gente de Viña esté tranquila y ustedes publican estas cosas”.

Raquel Lastra Grez
Es la hija del Alcalde y toda una pelolais de la época. Es la mejor vestida de la teleserie y si, puede parecer muy hueca a veces, pero es inteligente y en ella late un espíritu revolucionario que la hace desafiar el status quo y con ello, a su padre. Traslada esa ambivalencia a su ámbito profesional, porque trabaja en el diario El Lucero escribiendo las páginas de espectáculos, pero participa con ahínco en el pasquín clandestino La Ampolleta. En el amor también vemos esa dualidad, porque Raquel mantiene un romance estándar con su colega Javier Montes, pero tiene una historia de encuentros íntimos con el Gringo Chico, un hombre rechazado por su círculo social. Esto último siembra un manto de duda sobre la paternidad del hijo que espera.
Frase Clave: “¿Y qué tiene que ver yo sea la hija del Alcalde?”
En Su Momento Más Lúcido: Decide tomar su condición de hija del Alcalde para asignarse la creadora de La Ampolleta y así proteger a sus colegas Darío y Javier.


2) La Clase Emergente
No son los más adinerados de la ciudad, ni pertenecen a familias tradicionales, pero sus negocios, profesiones y oficios los convierten en el nexo entre la High Class y los Pavres de la serie.

* Los Detectives *

Braulio Hernández
Se codea con la High Class y se siente uno de ellos gracias a su puesto de trabajo, pero para sus amigos es sólo una relación utilitaria, pues en el fondo lo consideran un roto. Ellos lo dejan participar de su mundo, pues asiste a las fiestas del Calipso y es consumidor de cocaína, pero en el fondo lo utilizan para pedirle información y cierta protección frente a la investigación de los crímenes. Hace muy poco descubrió que él también podía exigirle protección a sus contactos y en una ocasión su cargo fue salvado por Klaus Cox. Es adoptado y tuvo algo más que un affaire con una de las mujeres ABC1 que fue asesinada.
Frase Clave: “¿Todavía tienes una pistola en tu casa? ¡Escóndela!”.

Ramiro Opazo
Es un detective santiaguino, enviado especialmente para investigar el caso de los crímenes en Viña. Deja a su familia atrás y en un principio busca no involucrarse personalmente para no perder la imparcialidad, sin embargo, se siente atraído por Bárbara Benoit e inicia una relación con ella, mezclándose inevitablemente con la sociedad viñamarina. Ramiro se debate entre la objetividad y la rigurosidad propia de una investigación de esta envergadura y su impulsividad, que lo lleva a irse con todo donde sus sospechas y pesquisas lo encaminen. Primero se fue en contra los O’Ryan, erróneamente y ahora, las pistas y su pasión por Bárbara lo encaminan a sospechar de Jerez y Cox, ganándose el odio de ellos y sus protectores, incluido su superior Hernández, quienes hacen lo imposible por sacarlo de la investigación.
Frase Clave: “Confíe en mí”
En Su Momento Más Lúcido: Rescata a Bárbara mientras Hernán la traslada a Santiago.

Ana Carrasco 
Es la mano derecha del Detective Opazo. Silenciosa, eficiente y confiable, debe sobrevivir en un medio dominado por los hombres y el machismo. Es la única detective que efectivamente trabaja xD. Y aguantar las pesadeces de Hernández, que la relega a funciones administrativas durante los operativos en terreno y al coqueteo de Fuentes. Le tiene fe a Opazo y quizás algo más que eso, aunque sabe desde un comienzo que engaña a su esposa con Bárbara y aunque lo apoya en sus pesquisas personales, nunca lo hace sin retarlo para que tome consciencia de su comportamiento.
Frase Clave: “¿Comisario Opazo, usted está consciente de que arriesgando toda la investigación?”
En Su Momento Más Desquiciado: Se caracteriza como una guapa consumidora de cocaína para investigar y demostrar que también puede ser un objeto de atención.

Emilio Fuentes
Un personaje de menor relevancia en la Brigada, que hace equipo con la detective Carrasco. En un principio se muestra cercano a Opazo, sin embargo, Hernández conoce su punto débil, que es su alcoholismo y lo obliga a guardarle lealtad e informarle de todos los movimientos de Opazo. Siente algo por la detective Carrasco y es ignorado por esta. Siente celos de la admiración que provoca Ramiro en ella.
Frase Clave: “(A Carrasco) Dame un besito...oye, pero si no te voy a pedir pololeo po”
En Su Momento Más Desquiciado: Acepta el chantaje de Hernández para espiar a Opazo.

* Los O’Ryan *
Una familia de inmigrantes irlandeses que ha construido a pulso su patrimonio, gracias al negocio familiar, la agencia aduanera “El Irlandés”. 

Francisco O’Ryan (El Gringo, Pancho)
El Líder del Clan O’Ryan, hijo de inmigrantes y empresario separado dueño de “El Irlandés”. Un verdadero self made man que ha hecho crecer su patrimonio a pulso y con ayuda de métodos que limitan con lo matonesco. Se viste como hombre de puerto, con gruesas chaquetas y un look desprolijo en general y a diferencia de otros personajes con buen pasar, reside en Valparaíso. Un hombre aclanado, es por esto que le parte el corazón que su hija Dolores le haya hecho la cruz. En la filosofía O’Ryan el honor es tan importante como la familia, además de ser partidario de un trato justo hacia sus empleados, tema que lo ubica en la vereda opuesta de los Cox, con quienes mantiene una rivalidad de larga data. Es un misterio el por qué se alejó de su ex mujer. Su imagen y su agencia se ven afectadas tras su detención por ser sospechoso de los crímenes, perdiendo clientes y dinero.
Frase Clave: “Un O’Ryan nunca haría eso”
En Su Momento Más Desquiciado: Intenta tomar la justicia por su mano, haciéndole una encerrona a Carlos Alberto.

Dolores O’Ryan (Dolorcita)
La única hija de Pancho, que siempre buscó realizar un camino independiente de los O’Ryan y sus negocios turbios, más cercano a la vida tradicional de una chica de clase media. Estudiaba y también trabajaba como recepcionista en El Calipso. Vivía en un departamento en Viña con su prometido y durante pocas horas, esposo y su mejor amiga Sofía. La detención de su padre por presuntamente ser uno de los psicópatas y, por ende, atentar contra Sofía, es lo que termina de convencerla de que lo mejor es alejarse definitivamente de él. No se reconcilia con El Gringo antes de ser asesinada junto a su esposo por los psicópatas.
Frase Clave: “¿Papá, por qué estás aquí? No quiero verte, quiero que te vayas”

Sergio O’Ryan (El Gringo Chico)
Hijo de Pancho y heredero de su gen “emprendedor”, propietario de la discoteque Paraíso, que es la fachada para mantener un tráfico de cocaína, lo que lo convierte en el dealer de todos los cocainómanos de la novela. Es muy impulsivo, lo que constantemente lo mete en problemas. Su padre no está de acuerdo con su rubro empresarial e intentar inculcar sin éxito en él la filosofía O’Ryan, diciéndole cosas como que si deja embarazada a una mujer, se haga cargo de su hijo “como un O’Ryan”. Está enamorado de Raquel Lastra e intenta estar con ella pese a ser una especie de wachiturro de la época.
Frase Clave: “Tengo un buen negocio”.
En Su Momento Más Desquiciado: Intenta convencer a su padre de que el tráfico de cocaína puede salvar “El Irlandés”.

Pablo Aguirre (El Mono Aguirre)
Trabajador de la Agencia, es la mano derecha de Pancho y jefe de su pandilla de matones. Un choro del puerto que le llaman. Es su defensor, guardaespaldas, empleado, amigo y parte del Clan O’Ryan, pues es el apoyo incondicional de Pancho en los momentos difíciles y constantemente cuida de Sergio y Dolores, aconsejándolos.
Frase Clave: “Pancho, está todo listo”, “Hágale caso a su papá”.

* El Diario “El Lucero” *
Es el medio Oficial de la ciudad, donde el Alcalde tiene bastante injerencia, ejerciendo una censura solapada sobre la cobertura de los crímenes en Viña, lo que generó la aparición de “La Ampolleta”.

Darío Cáceres
Es el director de El Lucero, un periodista con vasta experiencia, que se rebela a la censura que ejerce el Alcalde sobre él y decide fundar La Ampolleta, pasquín clandestino que investiga en profundidad y sin escatimar detalles sobre los crímenes de Viña e invita a participar a Javier, siendo el cerebro tras las indagaciones de este. Constantemente aporta datos o realiza entrevistas que proporcionan antecedentes valiosos a Javier. Confía más en este que en Raquel, a quien en parte mira como un cacho hasta que ella los defiende cuando son descubiertos como los autores de La Ampolleta frente a su padre, ganándose su respeto.
Frase Clave: “No sé si tiene que ver, pero en 1970...”
En Su Momento Más Lúcido: Entrevista a Carmen Pereira.

Javier Montes 
Un reportero de clase media-alta que trabaja en El Lucero, colega y pololo de Raquel Lastra. Independiente y dueño de un departamento, su vida es bastante tranquila hasta que es remecido por los crímenes de Viña, que despiertan su vocación periodística y lo llevan a convertirse en una de las personas que maneja más antecedentes de los crímenes después del Comisario Opazo. En los albores de su investigación entrevista a Sofía Ventura, la única sobreviviente de los ataques, con la cual desarrolla una relación de atracción, complicidad y protección.
Frase Clave: “Hola ¿Se acuerda de mí? Yo soy periodista de El Lucero y quería hacerle unas preguntas”
En su momento más lúcido: Decide comprometerse con la investigación.

* La Clínica *

Facundo Andrade
Psiquiatra y director de la única clínica psiquiátrica privada de la ciudad, es un integrante de la High Class más. No asiste a las fiestas, pero comparte con Hernán y Carlos Alberto su amistad y la afición por la coca. En los primeros momentos de la novela, actúa casi como un cómplice de Hernán y confía en él, pero la internación forzada de Bárbara lo hace pensar que quizás es ella quien tiene la razón y comienza a ayudarla. Colaboró con Opazo para la creación de los perfiles de los Psicópatas en el marco de la investigación, lo que ayudó a exculpar al Gringo O’Ryan.
Frase Clave: “Tu sabes que eso escapa a mi ética profesional”
En Su Momento Más Desquiciado: Le receta una terapia de electroshock a Bárbara.

Sofía Ventura
Psicóloga, trabaja en el servicio público y en la clínica de Facundo. Era la mejor amiga de Dolores y compartía departamento con ella. El Gringo la considera parte de su familia. Fue la sobreviviente del primer ataque de los psicópatas, pero su novio Alonso no sobrevivió, lo que le hizo bloquear sus recuerdos del incidente, que vienen de a poco. Se aferra demasiado a estos fragmentos aislados, lo que la llevó a desconfiar del Gringo. Gracias al crimen de Dolores, deja de lado el temor para buscar saciar su sed de justicia.
Frase Clave: “No puedo permitir que él (Carlos Alberto) adopte un niño, nunca. Él es el psicópata de Viña”.
En Su Momento Más Desquiciado: Creyó que El Gringo era el psicópata de Viña y quien trató de matarla.

* Personajes de la Época *

Carmen Pereira
Abogada, opositora pública al régimen de Pinochet, es quien lleva la causa contra quienes resulten ser los psicópatas de Viña. Sostiene la teoría de un móvil político común para todos los crímenes. Mujer seria y profesional que no logra sus objetivos por medio de su belleza, sino con la seriedad de su preparación y sus firmes principios. Despierta el interés amoroso del Gringo.
Frase Clave: “Revise a las víctimas de los asesinatos, todos han sido en algún momento de su vida opositores de la Dictadura, o participado en actividades que la incomodan”.

La Vidente
Su personaje aparece por primera vez en la primera parte de la trama para hablar con Javier y le revela detalles de uno de los crímenes que ocurre y detalles de como sería el modus operandi de los psicópatas a través del robo de un auto. A pesar de su incredulidad, Opazo termina confiando en ella cuando predice donde encontrar el auto implicado en los crímenes, que resulta estar en poder del hijo de Bárbara, y así es que nos introducen a su personaje.  También le revela a Sofía detalles relacionados con su ataque y que la ayudan a recordar detalles de esa noche. Predice el crimen donde el gringo O’Ryan es incriminado y recientemente advierte sobre el crimen que termina en la muerte de Dolores y su pololo.

3) Los Pavres
Son personajes de clase baja que viven en Valparaíso, pero viajan todos los días a la comuna vecina a trabajar o son empleados de los personajes más poderosos de Viña.

* Hotel “El Calipso” *


Rosa Sepúlveda (Rosita) 
Mucama del Hotel y joven esposa de Juan, con quien tiene 2 hijos pequeños, Juanito y Esperanza. De origen humilde, es derecha y fiel a su esposo y algo ingenua, pues al principio no ve mala intención en el coqueteo de Hernán, su jefe. Ese coqueteo, que termina en una violación, marca el punto de inflexión en su vida y deja su trabajo. Comienza a divisar una conducta más errática e irritable en Juan y quiere entender que pasa con él, pero la constante negativa de este a abrirse y la coincidencia con oscuros sucesos en Viña, como el asalto al banco y los crímenes, le asustan y despiertan sus sospechas. Cuando él le dice que deben huir lo cuestiona, pero lo acompaña. Luego, cuando descubre el dinero robado y Juan le confiesa su participación en el robo, comienza a temerle y trata de escapar de él.
Frase Clave: “Juan, dime que no hay nada más que me estés ocultando”.
En su momento más desquiciado: Intentó huir de Juan cruzando la cordillera a pie con sus niños. 

Romina Retamal
Mucama del hotel, colega y amiga de Rosa. Romina, a pesar de no ser tanto más mayor que Rosa, ha tenido una vida dura y por ende más experiencia, por lo que cuida a Rosita y la aconseja. Vivía con su hija y Lucho, su pareja, hasta que descubrió que este la engañaba con Magdalena y lo echó de su casa. Intentan volver, pero cuando Lucho sabe que Romina accedía a las peticiones sexuales de Hernán desde hace mucho tiempo, se enfurece y la enfrenta, intentando matarla en su lugar de trabajo. Es el único nexo que Rosita mantiene con Viña.
Frase Clave: “Yo no puedo decirle nada más porque no me gusta andar sapeando”.
En su momento más lúcido: Dejó al Lucho.

Roberto Quiñones
El conserje de El Calipso y un sapo en toda regla. Se especializa en tener ojos en todos lados y datear a la gente, tanto que él fue quien le dijo cómo asaltar el banco a Lucho y creía que eso le daba derecho a una parte del botín, cosa que le fue negada. Es por esto que en venganza, llama a Javier y denuncia anónimamente a los carabineros como los psicópatas de Viña. Está eternamente enamorado de Romina y siempre la protege de Lucho.
Frase Clave: “(A Javier) Son loh pacoh”
En su momento más desquiciado: Llama acusando a los pacos de ser los psicópatas.

* Los Pacos *
Buenos días, buenas tardes, en algún lugar de Viña.


Juan Enrique Ramírez
Carabinero, colega y amigo de Lucho. Juan mantiene un perfil más bajo que Lucho, lo que no impide que sea bastante irritable y que de repente estalle frente a las preguntas de su mujer. Constantemente está agobiado por la falta de dinero y por Lucho y sus pitutos, una mala influencia a la cual cede por sus necesidades económicas. Tras el asalto al banco, comienza a desconfiar de Lucho e incluso sospecha que él es el psicópata de Viña y hace lo posible por escapar de su influjo. No sabe ocultar sus preocupaciones y sentimientos, lo que hace que su señora se preocupe por él. Ha demostrado amar a su mujer y su familia sobretodo, pues aunque estaba celoso de Rosa y Hernán Jerez, la apoyó cuando supo que había sido abusada por Hernán.
Frase Clave: "Hasta cuando Rosa, por la chucha!!", "No me preguntí hueás, Rosa, por la chucha!!" (tweet de @nerdcore_)
En su momento más desquiciado: Entra de noche a la casa de Hernán Jerez con el fin de eliminarlo.

Luis Gutiérrez (Lucho) 
Carabinero, colega y mejor amigo de Juan, es grosero, vulgar, violento, temerario e irracional, posee un comportamiento pasivo – agresivo con Juan y todos quienes le rodean. Es pareja de Romina y vive con ella y su hija, sin embargo terminan cuando él se entera de que ella se acuesta con Hernán, su empleador, e intenta matarla. Sostiene encuentros sexuales con Magdalena Villanueva hasta que es invitado a una de las fiestas de El Calipso, donde es humillado por Carlos, quien descubre la aventura extramarital de su esposa.
Frases Clave: “Fui a esa fiesta y fue horrible, me dijeron negro, me dijeron pobre”, “(A Juan) Pero compadrito, piensa: sería una gran idea si lo hacemos...con esa plata seríamos felices Juan, imagínate los dos con nuestras familias en un terrenito y unas parcelas... ¿Por qué no me decís na? ¿Por qué me mirai con esa cara? ¿tenís miedo weón?...Tú me vai a dejar solo porque soi un cobarde y un traidor ctm, eso erís un ctm, erís la peor basura, por la mierda ctm”, "weona caliente" y “ctm”.
En Su Momento Más Desquiciado: Mata a transeúntes innecesariamente durante el asalto al banco, intenta matar a Romina, su pareja, porque se entera de que ha tenido sexo con su jefe Hernán Jerez.

* ¿Les gustó? Agradecemos sus comentarios y RTs :D *

14 comentarios:

  1. Muy completo el texto para quienes se están recién están viendo Secretos en el jardín e incluso para quienes ya llevamos tiempo viéndola. Reconozco que la veo desde el 2º capítulo y sin mucha fé, pues mi pensamiento en ese momento era la fomedad de saber quienes eran los psicópatas por la similitud con el caso real ocurrido en los 80 en Viña peeeeeeeero me castigo a lo espinita del Jappening con ja porque pucha que es buena la teleserie. Hoy no sé quienes son los psicópatas, las actuaciones de algunos me ponen los pelos de punta y hasta creo que la trama empeora mi colon irritable (mentira, pero es para darle color). Me pongo de pie para aplaudir a Nestor Cantillana, Roberto Farías, Alejandro Goic y Julio Milostich, es tan buena la actuación de ellos que a veces se me confunde la realidad con la ficción. La angustia de Juan (Cantillana) es tan potente que me genera el mismo sentimiento a mi, el arrebato de Lucho (Farías) me hace disfrutar cada vez que lo veo en pantalla, incluso creo que si lo veo en la calle me asusto y miro al suelo, a todo esto, amo su frase de "soy hueón hasta las 3 de la tarde no más", Carlos Alberto Cox (Goic) creo que es quien me produce más cosas, no tolero su personaje, me enoja y le creo su locura total, aquí es donde se me confunde un poco la ficción porque de verdad le creo lo loco que es, no logro imaginármelo como una persona distinta a su personaje, y por último el Gringo (Milostich) le hago un queque, le cargo la bip y le soplo el tecito, lloré y sufrí con él la muerte de Dolores, me confundió un poco al principio esa dualidad entre bueno/malo que tiene pero lo terminé amando y que buen actor es ese hombre!
    Mención aparte para Ramiro Opazo que nunca sonríe y está como quiere Panchito Perez-Bannen, Rosa que deberían hacerle un monumento por la fidelidad con su esposo/familia y a Javier Montes porque puta que es fome su personajes y eso que prometía ene pero murió en el intento.

    En conclusión una gran teleserie, oscura y a veces profunda, le di una oportunidad a Vuelve temprano y que fomedad más grande! ni las actuaciones se comparan.

    Saludos chiquillos y necesitaba comentar sobre mi teleserie preferida del momento :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te faltó una mención aparte pa Cristián Campos! Puta que hace bien de desagradable y asqueroso cuando se le acerca a las mujeres el desgraciao infeliz jajajaj!!!

      Eliminar
    2. Tienes toda la razón, creo que no lo mencioné porque me recuerda mucho a su papel de Iván Andrade en Marparaiso, claro que ahora es mucho más oscuro y asqueroso, eso es verdad, llega a dar asco a veces jajaja.

      Eliminar
    3. Mas desagradable que Hernandez imposible...gran merito de Arredondo, hace que lo deteste!

      Eliminar
  2. Me leí todo el artículo, es genial, veo la teleserie desde el primer día, creía que era la única que la veía hasta que me di cuenta que a veces era TT en Twitter.
    Actorazos, guionazo, una producción subvalorada por el común de televidentes de teleseries nocturnas.
    Es un lujo tener a Vadell, Goic, Campos, Lewin, Farias, Cantillana, Zegers en el mismo elenco.
    Aplausos a la producción y al artículo!

    (Yo vi Fuera de Control y Primera dama xD)

    ResponderEliminar
  3. Siempre la veo y la disfruto!!!! Es realmente buena, pero buena buena como dirían las Bolocco. Los actores merecen el Oscar.

    ResponderEliminar
  4. Manuel Riquelme3/19/2014 4:40 p. m.

    Muy buena descipción, lo único que agregaría en los actores que se roban la película es a Julio Milostich. La escena cuando se entera de la muerte de Dolores es de culto y merecedora de un Oscar.

    ResponderEliminar
  5. Nominada a los Oscars de la periferia #Homenaje a las teleseries bien actuadas y no las comedias de mala muerte.

    ResponderEliminar
  6. Solo una palabra: Excelente!!!!

    ResponderEliminar
  7. Excelente la descripción. No sé si concuerdan conmigo, pero yo creo que además de lo débil que se ve Horton, Pérez Bannen es como un zombie. No evoluciona, no explota, nada! Y mi detallito freak de la telenovela sería que Bárbara Benoit me sigue sonando a nombre de transformista.
    Slds. Me gustó mucho su blog.

    ResponderEliminar
  8. Creo que es la mejor teleserie que he visto en los últimos años, una lástima pa' los que se la perdieron y hartas "patás en el traste" para Canal 13, no sé cómo un producto de esta calidad fue tan mal programado, en verano es mucho más difícil ver cosas densas y oscuras, que requieren usar más de una neurona, la gente quiere sol y diversión fácil, no pensar ...
    Las actuaciones IMPRESIONANTES, Cox me asquea y me conmueve a la vez y si veo al Lucho, arranco a perderme .........
    Yo también creía que éramos muy pocos los que la veían, pero he comprobado con mucho agrado que somos hartos los que somos capaces de valorar un producto de real CALIDAD.

    ResponderEliminar
  9. Es excelente! Dentro de los pocos contenidos con calidad en la televisión abierta, sobresale!

    ResponderEliminar
  10. NADA QUE DECIR, EXCELENTE!!!!!!..... LO MEJOR QUE HE VISTO, NO ME PIERDO NINGUN CAPITULO.... QUE LASTIMA POR LOS QUE NO LA VIERON.

    ResponderEliminar