viernes, 8 de julio de 2011

Los Tres - Coliumo (2010)*

Este disco fue lanzado por la banda penquista Los Tres, el 22 de octubre de 2010. Ellos declararon estar muy inspirados al momento de componer y lo grabaron de corrido en 10 días. Sin embargo, cabe señalar que el terremoto que todos sufrimos (frase típica 2010) aceleró el proceso de creación y edición de este. En un programa de un canal amigo Álvaro Henríquez declaró que buscaban hacer un disco para la gente, mezclando alegrías con penas, cuecas con crítica social y arpegios criollos con sonidos suaves beatleados, todo atravesado por la tragedia nacional.


Pero fue ignorado. Por lo menos yo esperaba escuchar Shusha instalada en la TV como cortina humorística, o que el disco se apropiara del ambiente en septiembre del año pasado, mes en que todos debíamos celebrar después de pasar el año entre réplicas físicas y sociales del fenómeno natural. Así y todo, queda la sensación de que el disco no trascendió mayormente, y de que ninguna parte de este pase a la batería de canciones habituales de sus conciertos. Una lástima, pues había un par de buenas ideas, alguno opacadas por la caída en constantes copias a si mismos. Pero vamos a ver paso por paso:



El disco empieza por 01.El Hocicón, que resume bastante bien una de las dos caras del disco: La crítica al gobierno imperante, encubierta por sonidos típicos de ellos y una letra críptica que no delata a primera vista las intenciones de la canción. En la suma de esas dos cosas se parece a He Barrido El Sol, aunque le falta algún solo de guitarra y una intro. Tal vez en una futura versión unplugged esta canción se encumbre como otro clásico de la banda. Y la verdad es que el mensaje político me hubiese pasado desapercibido si no fuera por que el vocalista, en la instancia antes mencionada, se la dedicó directamente al presidente actual, sacando aplausos entre la audiencia. 




Le sigue 02.Rosas Blancas Al Altar, donde sale la veta más rocanrolera de la banda. Aunque por el contrario, es bastante fome, con una letra obvia de cualquier canción rockera. Perfectamente podría haberla escrito Bret Michaels de Poison o alguien por el estilo. 03.Odio Amarte Así sigue la línea romántica- tributo a la vieja guardia chilena. Parecería correcto enmarcarla dentro de La Nueva Ola.

La siguiente canción habla de puras estupideces  románticas poco elaboradas. Hasta que en el coro el cantante parece darse cuenta de esto y decide mandar todo a la "Shusha". Este garabato es importante dentro de la forma de escribir canciones en Chile. Porque en los últimos cuarenta mil años escuchamos gente en las telenovelas hablando correctamente, hilando bien las frases y falsificando para el extranjero la forma de hablar (y a la larga de pensar) del chileno medio. En esto las canciones y la forma de cantarlas no se quedan atrás. Esta forma empaquetada y acartonada de retratarnos hizo metástasis en la lírica chilena y explica que los mayores éxitos sean ingleses. Porque este sencillo lenguaje permite una libertad inalcanzable para los compositores de habla hispana, siendo que a la hora de componer el español nos obliga a hablar de una forma mucho más poderosa, convirtiéndose en los labios (el lápiz y el papel) equivocados, en un aburrimiento letal.



Con este improperio el autor propone acercar el lenguaje a las masas. ¿Rebuscado? Miguel de Cervantes no se sentó a escribir con la intención de crear una obra inmortal. Lo que buscaba era escribirle a la gente sencilla. Por eso es que gran cantidad de los dichos de habla hispana que usamos de forma corriente pueden ser encontrados en los labios del hidalgo caballero o de su fiel comparsa Sancho. Así es como logró convertir su obra en leyenda. Y tal vez, en mi opinión, 04.Shusha tiene algo de eso. Inmortal sencillez.



05.Hoy me hice la mañana es una complejización innecesaria de la letra, en vista de la poca elaboración musical. Algo así como Volante o Maleta de Joe Vasconcellos (gran canción) cantada por un Dostoievsky a medio hacer. 06.Diabla marca un quiebre. Nos alejamos del rockabilly para llegar al Tío Lalo. Bonita pieza de un folclor repensado sutilmente. Aquí asoman los bellos arreglos de Ángel Parra.




07.Cárcel, Hospital Y Cementerio sólo me merece una palabra: Petinellis. Destaca el hecho de que es difícil para una banda volver a sus orígenes, como ellos lo hacen en esta canción, que parece escrita caminando por Concepción y tan familiar como si fuera tocada detrás del “plato” en la Universidad de Concepción (N. del R. menos conocido como edificio Salvador Gálvez).



Coliumo, la inspiración

08.Coliumo es el centro del disco, literal y figurativamente. Comienzan con un arreglo de cueca, y enseguida se escuchan las guitarras interrumpiendo y a la vez complementando el normal curso de la canción. La idea que subyace es casi como un susurro, un comentario dicho al pasar, porque a pesar de ser una canción muy simple tiene un poderoso concepto detrás. Hagamos un poco de ficción para entenderlo: Los yankis mezclaron blues, country, músicas folklóricas, y nació el rock. En Jamaica, el reggae salió para todo el mundo. Los argentinos tienen su tango, el cual es increíblemente elaborado. ¿Qué va a pasar cuando dejemos de copiar lo que nos mandan de afuera, y empecemos a repensar y hacer nuestra de una vez por todas la cueca, las tonadas, el sonido campesino que lo está esperando hace mucho? Violeta Parra lo intentó, y ya ven como le fue. Todos sabemos que sucedió con Víctor Jara, quien vivió lo popular de la música como nadie. En fin, sólo un poco de ficción.


Hocicón, la inspiración

09.Cielo Oscuro no es nada nuevo en el registro del cuarteto. A estas alturas el disco se hace monótono. Pero debo mencionar algo: no porque sigan haciendo lo mismo, estoy diciendo que es malo. Imposible, ya que la banda es buena y sus miembros son músicos excelentes. Es sólo un cuestionamiento moral-musical. 10.Terrible contrasta con su nombre. Lo mas rock del disco. Tal vez si en esta canción hubiesen exagerado más las guitarras eléctricas y hubiesen prescindido por una vez de las guitarras jazz hubiese quedado más robusta. Digo esto porque en la parte que dice: “Cuando me acosté...” la canción da la nota baja, porque en ese momento no calza una voz tan melosa.



11.En El Banquillo y 12.En Capilla son un saludo a la bandera literalmente, por ser cuecas. No requieren mayor comentario. 13.Don José viene a jugar el papel de Quién Es La Que Viene Allí, del Unplugged. Mención aparte para el comienzo del solo de guitarra tan jazzístico: grande Ángel Parra.



14.Marta personalmente es mi favorita del disco. Aquí se explota la idea mencionada en Coliumo. El bajo se alza como el cuerpo de la canción. Me imagino tocando al tío Lalo con Jim Lang, el compositor de la música de “Hey Arnold”.15.Desperté y Soñé es una típica canción de Los Tres. Nada que decir. Y terminamos con Olor a Gas reversionada. 16.Y Para Qué? se trata de lo mismo que Los Ojos De Rodrigo de Fernando Ubiergo: un niño que presencia la separación de sus padres. Autobiografía de muchos.


Hora de resúmenes: Como en todo disco tradicional, se nota que hicieron canciones para rellenar y que serán pronto olvidadas hasta por ellos mismos. Excluyendo unas cinco canciones que corresponden a esta descripción, el resto es un gran trabajo de esta banda. Como referentes del disco me quedo con El Hocicón y Marta, las cuales retratan su esencia, formada por las dos caras que han desarrollado Los  Tres a lo largo de su carrera. Por un lado el estilo Beatle a la chilena, y por otro algo que pocos desarrollan: la revisión de sus raíces y trabajarlas, en este caso la cueca.

Finalmente quiero destacar que este es un trabajo muy superior al de otras bandas nacionales, cuyos trabajos han contado con mayor difusión. Pero respecto a Los Tres,  a los fanáticos nos da un poco de rabia el saber que ellos son capaces de crear himnos coreados por todos y que sólo hagan canciones. Muy buenas e interpretadas por quienes siguen siendo músicos estupendos, pero definitivamente son sólo eso. Canciones.



Hocicón, el original

*Una colaboración del Soñador Andrajoso, a quien no le avergüenza aplicar la lógica a la música.

3 comentarios:

  1. Muy buen cometario del disco... yo lo he escuchado y creo que es el peor de Los Tres, una pena. Espero que el próximo álbum de los Tres retome el éxito de los discos de los 90.

    ResponderEliminar
  2. Yo estoy y no de acuerdo en tus comentarios sobre el disco,
    "rosas al altar" me parece una de las mejores canciones de los tres, el sonido tan divertido de la guitarra, la cadencia, me liga de inmediato a canciones como "bip bip" o "la torre de babel", es una canción muy buena, sobre todo el solo de guitarra: imperfecto.
    "odio amarte asi" me gusta y mucho
    "shusha" casualmente es de las que menos me gusta, me suena a una banda mexicana llamada elefante (o es que yo como mexicano no entiendo el contexto de la letra)
    "hoy me hice la mañana" me fascina lo que transmite
    "diabla", "carcel, hospital y cementerio" me gustan..."cielo obscuro" mas o menos..
    coincido: "terrible" es probablemente la mejor del disco, la ligaría con "libreta" (una de mis favoritas del fome), esa pesadez de la cadencia me fascina, "martha", "desperté y soñé" y "para que?"...si, relleno.
    En resumen un BUEN disco...no el mejor pero si te hustan los tres, sin duda, te gusta Coliumo.

    Un abrazo desde Monterrey, México!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Marco. No sé que opinará el Soñador Andrajoso (el autorde la crítica) pero para mí Coliumo ha resistido bastante bien el paso del tiempo. Abrazos desde Chile

      Eliminar